Hazlo tu mismo

Aprende a hacer un desmaquillante de manera natural

LA IMPORTANCIA DEL DESMAQUILLANTE

Para mantener tu cara libre de impurezas, granos y puntos negros, es primordial si se trata de mantener una buena aparición y de la piel saludable en esta parte del cuerpo. Con ese propósito es primordial una buena rutina de ‘skin care’ con los productos ideales y emplear el desmaquillante cada noche.

Puede ser que después de una noche de fiesta o de un día muy estresante lleno de diligencias y compromisos, llegues a casa tan cansada/o que no tengas ganas de bañarte ni lavarte la cara, solo de acostarte a reposar el cuerpo. Pero debes saber que esto es bastante dañino para la higiene facial porque se pueden obstruir los poros.

MANERA CORRECTA DE HACERLO

La gran mayoría de los desmaquillantes que hay en el mercado, están hechos a base de agua micelar o de leche de uso cosmético. Generalmente se utilizan en la noche después de la jornada diaria; puedes utilizar una mopa o algodón untado con el material que escojas y comenzar por limpiar los ojos que es en donde usualmente se aplica más cantidad de maquillaje, de diversos tonos y texturas.

No uses la misma mopa o algodón para los dos ojos, pues estarás como dando vueltas en círculo sin llegar a un punto. Avanza con la zona T (entre y sobre las cejas y en la barbilla), que es una de las áreas de la cara que más acumula grasa. Finaliza con los labios y luego todo el rostro de manera uniforme, pon en el toque con un poco de tónico hidratante.

1 2 3SIGUIENTE➜