Estilo de vida

Aprende a cuidar la piel después de los 50

Después de esta edad el tejido suele ser mucho más delicado

El cuidado de la piel debe ser una prioridad tanto para hombres como para mujeres, pues a medida que pasan los años; esta tiende a perder luminosidad por temas como la edad, la exposición al sol, la alimentación, la genética, ente otros factores.

Mantenerla sana es importante porque se trata del órgano más grande y visible del cuerpo humano, y cuando no es así, se puede atravesar por problemas de autoestima o de aceptación personal; incluso se puede dar un sentimiento de retraimiento o aislamiento social.

«Un buen cuidado de la piel y elegir un estilo de vida saludable pueden ayudarte a retrasar el envejecimiento natural y prevenir diversos problemas de la piel», dicen expertos como los del portal web MayoClinic. Cuando esta parte del cuerpo no tiene nuestra atención, puede volverse grasosa, acumular puntos negros y demás impurezas. Estos pueden sumarse al tan problemático acné que afecta a más de uno.

Este último «es una enfermedad común de la piel que provoca espinillas (granos). Las espinillas se forman cuando los folículos pilosos que se encuentran debajo de la piel se tapan. La mayoría de las espinillas aparecen en el rostro, el cuello, la espalda, el pecho y los hombros. Cualquier persona puede tener acné, pero es común en los adolescentes y los adultos jóvenes. No es grave, pero puede dejar cicatrices», según reseña MedlinePlus. 

¿Cómo cuidar la piel después de los 50?

Ahora bien, partiendo de que la piel cambia con los años, los cuidados también, ya que los tejidos no son los mismos en una persona de 16, como en una que ya ha vivido tres décadas o más. Sin embargo, en cualquier caso el primer paso para que el cuidado sea correcto, es una limpieza correcta.

Expertos en dermatología recomiendan lavar la piel del rostro solo con agua y bajo ningún concepto hacerlo con un jabón comercial, pues estos tienen químicos que no son beneficios. Si aún así decides que utilizar jabón es plenamente necesario, recure a uno que sea neutro. Tampoco se recomienda no emplear la misma toalla para secar todo el cuerpo, sino que es mejor tener una cuyo uso exclusivo sea el rostro.

El maquillaje no puede ser el mismo que el de un/a joven, lo que se sugiere es que después de los 50 se miren muy bien las etiquetas para constatar que los productos sean 100% hidratantes y contengan protector solar; y que en la medida de lo posible sean en crema y no en polvo o compactos.

Un maquillaje hidratante contiene vitaminas, ácido hialurónico, rosa mosqueta o colágeno. El protector solar es sumamente importante pus la exposición al sol es lo que más daña el rostro; pues puede mancharlo, agrietarlo y acentuar las líneas de expresión.

Ahora bien, debes saber que si aplicas todo lo anterior pero no tienes una buena alimentación y una buena hidratación, el resultado no será el esperado. Aquello de que es necesario tomar ocho vasos de agua al día, no es mito sino una realidad que debe replicarse.