Estilo de vida

Aprende a batallar contra la caspa

Este puede ser un problema muy difícil de controlar para algunas personas

La caspa es una enfermedad que está científica denominada como «dermatitis seborreica», la cual expertos definen como «una afección cutánea, inflamatoria y común que provoca que se formen escamas, que van de blancas a amarillentas, en áreas grasosas como el cuero cabelludo, la cara o dentro del oído. Puede ocurrir con o sin enrojecimiento cutáneo».

Esta cuando se hace muy crónica, puede traspasar la barrera del cuero cabelludo y salir a la superficie externa del cabello e incluso impregnar la piel cercana como por ejemplo la de las orejas, la nuca y la frente, incluso hay casos en los que se genera caspa en las cejas.

Hay un falso mito que dice que la caspa se produce cuando no hay un buen aseo del cabello; pero eso es falso, ya que muchas personas que aseguran lavarse el cuero cabelludo a diario, experimentan problemas de este tipo y esto les genera otros efectos colaterales desagradables.

La caspa puede aparecer en la ropa, sobre todo cuando es negra, y esto puede incomodar a personas alrededor de quien la padece. En ocasiones se convierte en costra y puede generar enrojecimiento por irritación en la piel, ya que quienes tiene caspa suelen rascarse recurrentemente para sacarla.

Medline Plus dice que las causas de esto son actividad de las glándulas sebáceas, hongos levaduriformes llamados Malassezia, que viven en la piel, principalmente en zonas con más glándulas sebáceas; cambios en el funcionamiento de la barrera cutánea o los genes.

La fuente también señala como factores de riesgo el estrés o cansancio, los climas extremos, la piel grasosa o problemas de piel como el acné, el consumo excesivo de alcohol o uso de lociones que contienen alcohol, la obesidad, los trastornos del sistema nervioso, como la enfermedad de Parkinson, un traumatismo craneal o un accidente cerebrovascular y el VIH/sida.

«Las escamas y la resequedad de la piel se pueden tratar con champues de venta libre para la caspa o medicados. Usted puede comprarlos en la farmacia sin receta médica. Busque un producto que diga en la etiqueta que es para tratar la dermatitis seborreica o la caspa. Estos productos contienen ingredientes tales como ácido salicílico, alquitrán de hulla, zinc, resorcinol, ketoconazol o sulfuro de selenio. Use el champú de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta», se lee en el portal web antes mencionad.

En los casos más graves en los que la caspa se convierte en costra y tapa en su totalidad todo el cuero cabelludo con una capa de una pasta que puede ser blanca o amarilla; lo ideal es buscar ayuda con un dermatólogo que muy seguramente recomendará algún elemento para combatir la seborrea.

Sin embargo, hay diversos remedios caseros que según testimonios, sirven de mucha ayuda cuando el problema está en su fase inicial y puede atacarse de manera satisfactoria. Uno de ellos es el aceite de coco, el cual se puede untar en el cuero cabelludo con movimientos circulares y ayuda a combatir la resequedad.

Lo mismo se puede hacer con el limón, el vinagre de manzana, el aloe vera y la aspirina. Asimismo se recomienda reducir los niveles de estrés y aumentar el consumo de alimentos como el omega 3, por ejemplo.