Estilo de vida

Alimentos para aumentar la masa muscular

Siempre hay que tener en cuenta que para ver resultados la buena alimentación se debe alternar con ejercicios

Si bien es cierto que en esta época la promoción del denominado «amor propio» hace que muchas personas acepten sus cuerpos tal y como son; también son miles las que trabajan arduamente para lograr una figura fit, soñada y que nunca pase desapercibida, y para eso es muy necesario el aumento de masa muscular en ciertas partes.

Pero además del aspecto físico, fuentes expertas como MayoClinic, indican que «el fortalecimiento muscular puede reducir los signos y síntomas de muchas afecciones crónicas, como la artritis, el dolor de espalda, la obesidad, las enfermedades cardíacas, la depresión y la diabetes. Agudizar tus habilidades intelectuales».

Incluso señala que «la práctica regular de fortalecimiento muscular y ejercicio aeróbico puede ayudar a mejorar las habilidades intelectuales y el aprendizaje en los adultos mayores» y que ayuda a desarrollar huesos fuertes; así como también incide en la acción de «controlar el peso o a bajar de peso y puede aumentar tu metabolismo para ayudarte a quemar más calorías».

«La formación de músculo también puede contribuir a un mejor equilibrio y reducir el riesgo de caídas. Esto puede ayudarte a mantener tu independencia a medida que envejeces», dicen expertos.

Siendo así, es muy importante trabajar en esto. Pero no solo con una alimentación sana y balanceada, sino también con ejercicios como sentadillas, peso muerto, hip thrust, curl de bíceps con pesas, flexiones, zancadas, patadas de glúteo, abdominales, tríceps con silla o elevación de pantorrilla.

Ahora bien, no todos tienes que hacerlos a la vez; debes ir alternándolos de acuerdo con tus prioridades y teniendo en cuenta la recomendación de los entrenadores, que dicen que de cada una se pueden hacer al día tres series de 15 repeticiones; para no forzar o desgastar el cuerpo.

Alimentos que ayudan a fortalecer la masa muscular

La avena, el pollo sin piel, la carne roja, los granos, los frutos secos, el atún, el aguacate, los cereales (sin azúcar), las espinacas, el huevo, el queso (sin grasa) y las frutas, son los aliados ideales de cualquier régimen alimenticio, pero sobre todo de aquellos que tienen como propósito lograr un cuerpo sano y armonioso.

El pollo, por ejemplo, es rico en proteínas, lípidos, Vitamina 3 y minerales como calcio, hierro, zinc, sodio, potasio y magnesio, entre otros. Es importante que, para que sea beneficioso, se cocine sin la piel, pues en esa parte es donde concentra toda su grasa, y eso no lo que se busca.

En cuando a los granos, si son enteros, estos aportan antioxidantes, fitonutrientes (esteroles y estanoles) y minerales traza como hierro, magnesio, zinc y cobre; además tienen carbohidratos complejos, fibra dietética, vitaminas del complejo B.

Los huevos son el ‘alimento rey’ en este caos, pues es uno de los más agradables a las papilas gustativas, y además entre sus propiedades están las vitaminas A, D, E y K; también cuentan con minerales, como fósforo, selenio, hierro y zinc.

Recuerda que la principal recomendación de los nutricionistas, es que las comidas servidas en los platos tengan diferentes colores, pero siempre saludables; es decir, que esos colores los aporte la unión de vegetales, frutas, granos integrales, fuentes de proteína, agua y grasas saludables.