Salud

Alimentos con los aminoácidos esenciales para una buena alimentación

Los expertos en nutrición aseguran que una dieta saludable se consigue comiendo la cantidad correcta de alimentos en la proporción adecuada. Así lo establece el Grupo Sanitas de España, el cual indicó que los alimentos deben contener aminoácidos. Son moléculas que se combinan para formar proteínas.

Según MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el cuerpo humano utiliza aminoácidos para producir proteínas con el fin de ayudar al cuerpo a: descomponer los alimentos, crecer, reparar tejidos corporales, llevar a cabo muchas otras funciones corporales (el cuerpo también puede usar los aminoácidos como una fuente de energía).

Indicaron que existen dos tipos de aminoácidos:
  • Aminoácidos esenciales: no los puede producir el cuerpo. En consecuencia, deben provenir de los alimentos.
  • Aminoácidos no esenciales: El cuerpo pueden producir el aminoácido, aun cuando no lo obtengamos de los alimentos que consumimos.

María Aguirre, nutricionista de bluaU de Sanitas, dijo al portal Salud 180 que “las carnes magras, el pescado, los huevos, la leche y sus derivados contienen los nueve aminoácidos esenciales y también los 11 no esenciales que requiere nuestro organismo para funcionar correctamente.

Lea también: Las respuestas de siete famosas sobre si quieren ser madres

La experta indicó que hay otros alimentos de origen vegetal que también contienen el punto exacto de aminoácidos. Son el garbanzo la soja, algunas alubias, el trigo sarraceno, la quinoa, el amaranto, las semillas de cáñamo y los pistachos contienen también todos los aminoácidos esenciales.

Basados en este tema también se pronunció la Organización Mundial de la Salud (OMS) que indica que una alimentación sana debe tener:

  • Legumbres (como lentejas y alubias), frutos secos y cereales integrales (por ejemplo, maíz, mijo, avena, trigo o arroz moreno no procesados).
  • Al menos 400 g (cinco porciones) de frutas y hortalizas al día, excepto papas, batatas, mandioca y otros tubérculos feculentos.
  • Menos del 10 % de la ingesta calórica total de azúcares libres, que equivale a 50 gramos (unas 12 cucharaditas rasas) en el caso de una persona con un peso corporal saludable que consuma aproximadamente 2.000 calorías al día.
  • Menos del 30 % de la ingesta calórica diaria procedente de grasas. Las no saturadas (presentes en pescados, aguacates, frutos secos y en los aceites de girasol, soja, canola y oliva).
Otros consejos

Son preferibles a las saturadas (presentes en la carne grasa, la mantequilla, el aceite de palma y de coco, la nata, el queso, la mantequilla clarificada y la manteca de cerdo).

También  las grasas trans de todos los tipos, en particular las producidas industrialmente (presentes en pizzas congeladas, tartas, galletas, pasteles, obleas, aceites de cocina y pastas untables) y de rumiantes (presentes en la carne y los productos lácteos de rumiantes como vacas, ovejas, cabras y camellos).

La OMS sugirió reducir la ingesta de grasas saturadas a menos del 10 % de la ingesta total de calorías. También la de grasas trans a menos del 1 %. En particular, las grasas trans producidas industrialmente no forman parte de una dieta saludable y se deberían evitar.

Recuerde poner en práctica todas estas recomendaciones para que tenga una salud favorable y con calidad.