Salud

¿A qué edad comienzan los niños a perder los dientes de leche?

Los dientes comienzan a aflojarse y a caerse aproximadamente a los ...

Por lo general, los dientes de leche de un niño (primeros dientes) comienzan a aflojarse y a caerse aproximadamente a los 6 años para hacer espacio para los dientes permanentes. Sin embargo, a veces puede retrasarse hasta un año, según la Clínica Mayo, una entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

«Los primeros dientes de leche que se caen suelen ser los dos dientes frontales inferiores (incisivos centrales inferiores) y los dos dientes frontales superiores (incisivos centrales superiores), seguidos por los incisivos laterales, primeros molares, caninos y segundos molares. Normalmente, los dientes de leche permanecen en su lugar hasta que los dientes permanentes los empujan. Si un niño pierde un diente de leche antes de tiempo por una caries dentaria o un accidente, un diente permanente podría ocupar el espacio vacío. Esto puede amontonar los dientes permanentes y hacer que se tuerzan», explican los expertos.

Es importante comenzar a practicar buenos hábitos de higiene bucal tan pronto como salga el primer diente de leche de tu hijo. Cuando tu hijo empiece a perder los dientes de leche, insiste en la importancia del cuidado dental adecuado. Por ejemplo:

  • Recuérdale a tu hijo que se cepille los dientes por lo menos dos veces al día. Supervisa y ofrece ayuda según sea necesario.
  • Ayuda a tu hijo a limpiarse entre los dientes todos los días.
  • Sigue una dieta saludable y limita los alimentos y las bebidas con azúcar.
  • Programa visitas regulares al dentista para tu hijo.

Con el cuidado adecuado, puedes ayudar a que los dientes permanentes de tu hijo duren toda la vida.

Harvard: los alimentos que no deberían comer los niños

La alimentación es algo fundamental para la salud y bienestar del ser humana. Ella va de manera equilibrada y se ajusta a la edad de cada persona, según han reseñado desde la Universidad de Harvard. Los alimentos que comen los adultos no pudieran ser los mismo para los niños.

La infancia es una etapa clave en los procesos alimentarios. Brindarles a los niños productos saludables, incorporando alimentos variados y ricos en nutrientes y proteínas, es fundamental para su salud tanto en el presente como en el futuro. El desarrollo cerebral de un niño pudiera verse afectado a su corta edad sino es alimentado con los nutrientes pertinentes. Durante los primeros años, el organismo de un niño se encuentra en crecimiento y formación, razón por las que es más vulnerable ante cualquier deficiencia nutricional.

Productos a eliminar

Los niños no pueden comer todo tipo de grasa. Lo ideal es emplear aceites vegetales saludables como el de oliva virgen, canola, maíz, girasol, sésamo y cacahuete y limitar el uso de la mantequilla. También limitar el consumo de lácteos, que es tal vez uno de los alimentos más consumidos por los pequeños. Lo recomendable es proporcionarles una ración moderada diaria a base de leche, yogur natural o pequeñas cantidades de queso. Aconsejan retirar las bebidas azucaradas como los refrescos. Los niños deben realizar actividad física y en este caso particular debería ser mínimo de una hora al día, para que el cuerpo esté firme.