Estilo de vida

10 cosas que no pueden faltar en la cartera de una mujer 

Te puedes sorprender de todo lo que puede caber en un espacio bien organizado

Los mitos de siempre dan cuenta de que las carteras que generalmente llevan las mujeres son una «cueva secreta» cuyo espacio amplio nace por arte magia. De allí se derivan las decenas de parodias en las que se afirma que una cartera femenina puede almacenar desde un corta uñas, hasta una lavadora de ropa.

Sin embargo, las nuevas generaciones, apegadas a la moda, están usando bolsos muy mínimos en donde solo les cabe su documento de identidad, algo de dinero, un labial y en el mejor de los casos el celular; sino toca guardarlo en el bolsillo o mantenerlo en la mano.

Por tal razón, las abuelas y madres que se mantienen apegadas a lo tradicional, se preguntan cómo hacen las jóvenes de ahora para que no les falte nada de lo que, a sus juicios, siempre debe ir dentro de la cartera, pues como bien dice el dicho, «Mujer precavida vale por dos». 

¿Pero qué es lo que no puede faltar en la cartera? 

Partiendo del dicho antes mencionado, la mayoría de las mejores siempre están preparadas para cualquier situación. Si son solteras, lo más probable es que lleven elementos de maquillaje y aseo, pero si hablamos de madres, en esa cartera podría haber desde pañales, hasta extractores de fluido nasal, biberones y termómetros.

Pero en líneas generales, el listado puede ir de la siguiente manera, con las variaciones que le agregué cada una de acuerdo con sus preferencias y cualidades. 

  • Desodorantes, por si acaso se presenta algún olor desagradable en jornadas largas de trabajo o estudio. 
  • Billetera, con el dinero y los documentos necesarios para que no haya contratiempos. 
  • Alcohol en gel, para desinfectar las manos después de tocar objetos, sobre todo en estos tiempos en los que aún se vive junto al COVID-19. 
  • Pasta y cepillo dental, por si se presenta una comida imprevista, poder limpiarse la dentadura después.
  • Una peinilla y un espejo o ambos integrados, para verificar que la apariencia esté como desea.
  • Cargador de celular, porque en esta era digital quedar desconectada no es una opción contemplada, y llevando este elemento consigo pueden utilizarlo en cualquier lugar en el que haya tomas de corriente.
  • Crema para manos y perfume, ambos funcionales para mantener el cuerpo con olores agradables, sobre todo después de comer.
  • Papel higiénico, no necesariamente un rollo entero porque sería exagerado y ocuparía mucho espacio, pero sí unos trozos para prevenir el ingreso a un baño público y que no haya.
  • Maquillaje, especialmente polvo o compacto para matizar la grasa en el rostro en un día caluroso, labial mantener los labios en color vibrante y algo de rubor para dar luz al rostro.
  • Chicles o caramelos, te ayudarán o mantener un aliento fresco y a saciar las ganas de un dulce por las tardes, y por qué no? También puedes ser los aliados ante la posibilidad de un beso que no fue planeado.
  • Toalla higiénicas, porque aunque hay muchas con períodos menstruales regulares, hay otras a las que le llega de imprevisto y si no eres tú, entonces podrás ayudar a alguien más.